La meditación es una técnica mental de muy sencillo aprendizaje, que permite a la persona entrar voluntariamente en un estado de reposo profundo, de relajamiento físico casi absoluto, en que la mente tiene la oportunidad de desarrollarse en toda su plenitud.

Con la meditación se aviva la inteligencia y sale a la superficie todo el potencial creativo que hay en cada uno de nosotros. Tan es así que científicos han nombrado a este conocimiento la ciencia de la inteligencia creativa.La meditación es la aplicación práctica de esta ciencia. Es una técnica mental que cualquier persona puede aprender fácil y rápidamente, ya que no se trata de una filosofía de vida, ni una religión, no requiere control ni esfuerzo, concentración ni contemplación.Es un proceso de la mente que empieza a producir beneficios acumulativos desde el primer dia de práctica. La investigación científica ha comprobado cambios neurobiológicos durante la meditación. TIENE INDIVIDUALIDAD PROPIA.Ello es así por su naturalidad y simpleza. Enriquece todos los aspectos del individuo, y su interrelación con los demás. Sus efectos y beneficios son acumulativos y progresivos., para lo cual se requiere una práctica regular y continua. No necesita de materiales especiales, ni postura especial, ni algún tipo especial de comidas, ni su práctica depende de la fe. No es una secta, su iniciación esta abierta a todos sin distinción. Esta práctica es entregada a los pacientes y a los alumnos como herramientas.

La meditación

El cortisol plasmático es una hormona de estrés. El estudio muestra que el cortisol en el plasma disminuye durante la Meditación cuántica, mientras que no cambió significativamente en sujetos controles durante la relajación normal.

 

Referencias: Adrenocortical activity during meditation, Hormones and Behavior 10(1): 54 - 60, 1978

I'm another title

 

 

LA MEDITACIÓN DESDE LO BIOLÓGICO ayuda a prolongar el proceso anabólico del cuerpo o de crecimiento y restitución, y a reducir el proceso catabólico o de decadencia.Generalmente, el proceso anabólico predomina hasta los dieciocho años. Desde los dieciocho a los treinta y cinco hay un equilibrio entre ambos, y después de los treinta y cinco años, se establece el proceso catabólico.La meditación puede reducir considerablemente la decadencia catabólica.Cada una de las células de nuestro cuerpo es gobernada por la mente instintiva o subconscientemente. Poseen, a la vez, una conciencia individual y colectiva.Cuando fluyen al cuerpo y los pensamientos y deseos, las células se activan y obedecen siempre la orden en grupo.Se ha probado científicamente que las personas positivas tienen resultados positivos en las células. Por tanto la meditación mantiene un estado de mente en positivo prolongadamente, rejuvenece las células del cuerpo y retrasa la decadencia de este.